sábado, 24 de mayo de 2014

POR BOLIVIA HASTA EL SALAR DE UYUNI

                          
 En San Pedro de Ataca, Chile, contrato un tour con Atacama Mística, para poder visitar Bolivia.
 Para recorrer el indescriptible lugar del Salar de Uyuni es preciso desplazarse en vehiculos de doble tracción .
 En el Jeep viajaba con cuatro compañeros, de diferentes nacionalidades: un muchacho, muy simpático brasileño, otro italiano y una pareja chilena. Nos informaron que había llovido mucho en el altiplano de Bolivia y no estaba seguro que pudiéramos entrar al Salar de Uyuni. Así que con la duda iniciamos el viaje.

Pasamos a Bolivia por la frontera de Hito Cajón, siempre con el volcán Lincancabur de fondo que tiene 5.868m de altura y se encuentra entre Chile y Bolivia.
 Después de hacer los lentos trámites en la frontera con Bolivia, entramos por una polvorienta pista, a la Reserva Nacional Eduardo Avaroa. Este parque tiene unos impresionantes paisajes.

 Laguna Verde.en esta hermosa laguna no hay ningún tipo de vida, debido al alto contenido de magnesio y otros minerales tóxicos . El entorne es precioso y en sus aguas de un intenso color verde turquesa se refleja el volcán Lincancabur.












 La Cordillera de Los Andes es muy rica en manifestaciones geológicas.
 Pasamo por  Las Aguas Termales de Polque, donde hicimos una parada para disfrutar de un entorno muy especial y  un relajante baño en las calientes aguas de las termas.
El contraste entre las aguas calientes y las frias de la Laguna Chalviri forman nuebes de vapor.





Pocos kilómetro después, llegamos a los campos de géisers del Sol de la Mañana, se trata de una manisfatación geológica muy curiosa de: géisers, humeantes fumarolas y emanaciones de barro ardiente, semejantes a los del Tatío, en Chile.
s






 Atravesamos un curioso desierto de rocas,  muy espectacular, conocido por  El Salvador Dalí.
El nombre es perfecto pues el paisaje parece salido de un cuadro del famoso pintor surrealista.





La noche iba cayendo y nosotros descansamos en un sencillo albergue que había en la ruta.
Después de cenar y a pesar del frío que hacía, salimos para disfrutar de un cielo único, brillante y trasparente cuajado de estrellas donde destacaba la famosa Cruz del Sur .Estoy emocinada al poder observar  las estrellas que no podemos ver desde nuestro hemisferio norte.





Seguimos ruta hacia la Laguna Colorada, lleva este nombre por el color de sus aguas, debido a unas algas microscópicas. Al medio día  es cuando presenta su máxima coloración.
 Está considerado el mayor hábitat de flamencos de Bolivia. Es un espectáculo de la naturaleza, es fantástico el poder disfrutar de cientos de flamencos rosados en sus aguas y en la orilla gran cantidad de llamas y alpacas paciendo tranquilamente.








                                               


El desierto de Siloli, está considerado como uno de los más áridos del planeta, en él se encuentran formaciones rocosas, que a causa del fuerte viento de la zona y la erosión, toman caprichosas formas, una de las mas famosas es el Arbol de Piedra que ha sido declarado Monumento Natural de Bolivia.
Al lado de aquellas impresionantes rocas, me sentía una minúscula criatura en la inmensidad de la naturaleza.









                                                  
Nos encontramos a más de 4.200 m. de altura y  algunos compañeros empiezan a sufrir el famoso puna o mal de altura, pero yo me encuentro feliz, sin molestias y contenta de visitar tan hermosos parajes.
 Llegamos a las lagunas altiplánicas.
Laguna Hedionda, es de agua salada y de sus aguas brota azufre que le dan un particular olor, supongo que el nombre le viene de ese desagradable olor. Su entorno es muy bonito









.
Muy cerca se encuentra la Laguna Canapa , que también es de agua salada y en sus orillas tiene gran cantidad de costra salina.









En la Laguna Honda hicemos un alto para comer al aire libre junto a los restos de lo que fué un campamento minero de la època de los españoles , El lugar era precioso con el lago al fondo y las montañas nevadas en su entorno.  Paseamos por aquella zona volcánica conocida por el Torreón. y disfrutamos de las maravillosa visión de cantidad de aves: flamencos, gaviotas andinas y patos.









Después de descansar iniciamos el viaje, por una pista polvorienta atravesamos el desierto hasta llegar al Valle de las Rocas, donde se encuentran curiosas figuras originadas por la érosión del viento sobre la rocas.








Al anochecer llegábamos a la pequeña villa de Alote, del municipio de San Agustín, y en Hostal Los Andes  nos servieron una rica cena, después de un poco de tertulia con los compañeros, y de una rica ducha caliente, me fui a descansar
A la mañana siguiente recorrimos el pueblo, donde pude observar como las mujeres faenan la quinoa, poniéndola a secar, Esta es una zona donde se obtiene este cereal, tan apreciado por todo el pueblo andino pues les aporta gran cantidad de energía..












Esta pequeña villa tiene un entorno montañoso precioso, con cantidad de alpacas y vicuñas.
Aquí se encuentra una cooperativa, gestionada por mujeres el Centro Artesanal La Llamita, donde confeccionan chales y otros productos con la lana de las alpacas, las vicuñas y otros camélidos.












 

1 comentario: